Desde la Villa

Jorge Pérez


Foros, cuñados y tu colega "el ñapas"

Sin duda serían los tres casos más comunes que el cliente te expone en el día a día, no solo de un taller, sino de casi cualquier negocio.
Básicamente consisten en tratar de rebatir cualquier diagnóstico que se ofrece al cliente con un: "pues en un foro de internet leí que...."; "pues mi cuñado ya me advirtió de...", "pues un colega mío que hace ñapas de éstas me recomendó..."

Podríamos catalogarlos por orden de menor a mayor riesgo para tu coche:

1. El forero: vivimos en la era de la información, lo cuál es algo maravilloso. Tenemos todo un mundo a solo click de distancia. Personalmente valoro el poder acceder a multitud de opiniones, valoraciones y datos acerca de prácticamente cualquier cosa. Esto nos permite estar informados y poder contrastar todo aquello que no acabamos de comprender; así podemos evitar que si alguien nos quiere "cobrar 300 por cambiarnos la junta de la trócola", lo único que podamos hacer sea poner cara de póker y salir del lugar con la mosca detrás de la oreja.

Pero no todo lo que circula por la red es fiable, hay que escoger bien dónde nos informamos y desconfiar de soluciones milagrosas.
Al igual que si quieres adelgazar lo mejor es acudir a tu médico y no fiarte de dietas que prometen adelgazar 10 kilos en 3 días comiendo altramuces (todos hemos visto anuncios de estos, ¿a que sí?); si tienes cualquier problema en tu coche, lo mejor es acudir al taller, donde personal cualificado sabrá diagnosticar y repararlo.

Nivel de riesgo: Leve. Normalmente una buena explicación por parte del técnico corrige cualquier mala información que hubiese leído en la red.

2. El cuñado: aquí tiene cabida cualquier familiar (tío, suegro, primo...etc) pero este es seguramente el más representativo de todos ellos. Y es que de todos es sabido que el cuñado no opina; sentencia. El cuñado no aconseja; prescribe. El cuñado no cree que, ni le parece que; el cuñado sabe, y punto.

Porque un buen cuñado sabe mejor que tú lo que necesita tu coche, ya que le ha pasado antes lo mismo que a ti, ha recorrido el doble de kilómetros, su coche tiene más caballos, le costó la mitad que el tuyo, corre más, consume menos, tiene todos los extras, hace Salamanca-Madrid en una hora y cuarto parando a tomar dos cafés con porras por el camino, y hasta brilla más aunque no lo ha lavado nunca.

Que nadie piense que estoy en contra de los cuñados. Son indispensables para darle vidilla a las reuniones familiares, navidades, cumpleaños, partidas de mus y demás saraos.
Si hay algo que tu cuñado no sepa, es que no existe; y si hay algo que no ha arreglado, siéntate a esperar el fin del mundo porque eso no tiene arreglo.

Nivel de riesgo: Moderado. Una visita al taller sin él, te hará ver que quien mejor debe entender y cuidar tu coche eres tú mismo, y para eso en el taller te ayudarán encantados.

3. Tu colega "el ñapas": dícese de aquel amigo con un apodo del tipo "el bujias", "el turbo" o "el tuercas". Te dará solución a casi cualquier problema que tengas con el coche en el tiempo que tarda en tomarse cuatro latas de cerveza. Siempre tiene soluciones ingeniosas y económicas.
Que quieres mejorar la suspensión del vehículo y los amortiguadores se te van de precio? Pues te sierra los muelles y listo! Además así el coche vira plano, como los fórmula 1!!

Para él, lo principal de un coche no es el motor, ni los elementos de seguridad, ni preocuparse por los 7 avisos de fallo motor que tienes encendidos. Eso es de moñas. Lo importante es que tengas un equipo de sonido con tropecientos wattios, un tubarro de escape que te oigan arrancar desde Albacete y unas llantas "to guapas".

Nivel de riesgo: Elevado. A diferencia de los dos anteriores, este elemento no sólo opina, sino que a la que pueda te cogerá las llaves del coche y se meterá bajo tu capó a realizar "modificaciones". Sus ñapas suelen acabar con el coche en el taller en el mejor de los casos; en el peor podría ser el desguace.
Págale unas cañas en el bar mientras traes tu coche al taller. Tu coche y él os lo agradecerán por igual.

No quisiera despedirme sin aclarar que esto no ha sido más que una pequeña caricatura de ciertos tópicos y que por supuesto foreros, cuñados y ñapas serán bien recibidos en nuestro taller.

En Gruponani nuestros técnicos y asesores disfrutan cada día explicando los trabajos que se realizan en los coches, aconsejando acerca de la mejor solución y ofreciendo a nuestro clientes toda la información que puedan necesitar para disfrutar de la conducción y de sus vehículos.

Un saludo y hasta pronto.

Comentarios

Deja tu comentario


Enviando

(*) Campos obligatorios